16 Mar

CÓMO VENDER UNA VIVIENDA CON HIPOTECA

A la pregunta de si se puede vender una casa con hipoteca, la respuesta es sí. Todo dependerá de la situación en la que nos encontremos, pero independientemente de ello, la hipoteca deberá quedar liquidada en el momento de la venta.

CASO 1

Si la hipoteca está amortizada, pero sigue la carga inscrita en el registro, habrá 2 opciones:

1. Solicitar un certificado de saldo a cero al banco correspondiente y presentarlo en el registro para evitar el coste del trámite de la gestoría antes de la compraventa.

2. Si llega el momento de la firma en notaría y no se ha cancelado la carga en el registro, será la gestoría de la notaría o la del comprador la que se encargue de cancelarlo, con el certificado de saldo a cero correspondiente. Este trámite siempre lo realizará la parte compradora o la notaría para verificar que se cancela la carga.

CASO 2

Si la hipoteca aún no está amortizada, habrá 2 opciones:

1. Si tenemos capacidad de poder liquidar la hipoteca antes de la firma, pedimos un certificado de cancelación, pagamos la cantidad correspondiente y presentamos en el registro la carta de pago emitida por el banco. Ese documento de entrega del registro es un documento válido para la notaría, ya que justifica el pago y levantamiento de carga.

2. Si no tenemos capacidad de pago, cancelaremos la hipoteca con el importe de la venta el día de la firma. La encargada de gestionar esta operación será o bien el banco, si se compra con hipoteca, o bien la gestoría del comprador, si es una compra al contado. 

Para ello solicitaremos un certificado de cancelación al banco, con fecha de firma en notaría, y del importe de la venta se separa la parte correspondiente para cancelar la hipoteca, que se transferirá a la entidad bancaria vía Banco de España (OMF).

Para el levantamiento de la carga registral, la gestoría provisionará al vendedor del precio de venta el importe necesario para hacer el trámite. Una vez el banco reciba la transferencia, tendrá que ir al notario a firmar la carta de pago correspondiente.

También existe la opción de que el comprador pueda subrogarse a la hipoteca existente. En este caso, el comprador tendrá que presentar la documentación necesaria al banco para que este haga el estudio de viabilidad.

Estas son las posibles situaciones en las que nos podemos encontrar a la hora de vender una casa con hipoteca. En Gesrooms te asesoramos durante este proceso para encontrar la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.